Los hornillos

Senderito del viajero, que conduce a arroyos chiquitos, gran mapa de madera, caminito gris de piedra, cielo verde helecho, agua fría que corretea escapando a la rutina. ¡Ay cerros, que paredes más bellas para mis ojos! Ojos con los mismos filtros que los de mi tía abuela. Sol que arde aunque esté cayendo. Carpitas que se tambalean y juegan a ser pájaros mientras abren sus … Continúa leyendo Los hornillos

(E)vaporar

La pava tornasoladamente negra por la fuerza del fuego de la primera hornalla. La bombilla descansando en los bordes del mate. Yo, yendo y viniendo impaciente de la cocina hasta la silla del comedor. La computadora enfrente prendiéndose lentamente como si fuera domingo. Osiris arriba de la mesa estira su pata y quiere tocar la piel de su madre humana. Su madre un poco malhumorada … Continúa leyendo (E)vaporar

Retratando tus golpes

La primera vez no me creyeron, yo tampoco lo hacía. La segunda vez me escucharon pero también me juzgaron. La tercera vez, quisiera decir la tercera vez, pero no puedo porque ellos me mataron. Sí, fue el Estado. Un Estado que engendra y cuida a los femicidas, travesticidas y todas las palabras terminadas en cidas de América Latina. Ese pueblo casi desaparecido, pobre, excluido, pero … Continúa leyendo Retratando tus golpes

Ay, ciudad querida

Paraná ¿alguien te vio nacer? Sos la capital de mis emociones. Tus callecitas, ese fiel reflejo de mi autoestima. Nos conocimos perdiéndonos cuando la tarde se asomaba. Me enseñaste que para ver tenía que dilatar la mirada. Me conquistaste con tu ritmo descontracturado, y te amé fuerte cuando me hube enamorado. Con las agujas que ibas tejiendo tus mañanas, me pinchaste, sólo un poquito pero … Continúa leyendo Ay, ciudad querida