Cerrá los ojos y jazzeá

Medir la cercanía con las pequeñas vibraciones de los tamborcitos. Acercar las pieles musicales. Extraerse la capa de problemas. Ser parte de un sonido que sale. Abrazarse de la melodía. Estallar de temperatura afiebrada. Extasiarse de movimientos corporales. Sacudir las agujas clavadas en el tiempo. Llenarse de percepciones sensoriales. Mutar con ese misterio lenguaje.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s